FPadistancia.org
Áreas Formativas
Secciones
Inicio » Noticias » Los titulados de FP no necesitan mentir en el currículum
RSS RSS

Los titulados de FP no necesitan mentir en el currículum

Según un informe presentado por la empresa de trabajo temporal Adecco, hasta un 10% de los desempleados de larga duración mienten en los currículos, pero a peor. Son los llamados “currículos B”.

Diversos medios de comunicación hablan de este informe de Adecco, en el que se avisa de una nueva tendencia por parte de profesionales cualificados que no encuentran trabajo. Se trata principalmente de parados de larga duración y con formación universitaria, que han optado por mentir en su currículum omitiendo parte de su formación, para así poder acceder a puestos que están por debajo de su cualificación profesional. Estos nuevos currículos falseados, que han pasado a denominarse currículos B, son la trampa contraria a la que se realizaba antes de la crisis.

Cuando se trata de acceder a un trabajo, el que sea, los desempleados ya asumen que cobrarán menos que antes, también aceptan que trabajarán en puestos inferiores e incluso que deberán cambiar de sector profesional. Como una empresa evitará tanto como pueda la sobrecualificación laboral, es decir, que evitarán contratar a profesionales con más cualificación de la requerida por el puesto de trabajo, los candidatos a un posible puesto, pero que tienen estudios superiores a los requeridos se ven tentados a mentir para poder optar al puesto.

Se advierte que no es una buena práctica, por supuesto, porqué la mentira, tanto en un sentido como en el otro nunca es buena compañera. La empresa lo acabará descubriendo y, si ese empleado ha mentido en esto ¿en qué más habrá mentido? Tampoco es bueno para el trabajador, ya que un trabajo que requiere menos cualificación crea una frustración en el empleado que, con el tiempo, lo llevará a una menor productividad.

De la misma manera que un trabajo que “viene grande” creará ansiedad y estrés en el empleado, y con el tiempo esta situación lo llevará a tomar decisiones equivocadas y así perjudicar a la empresa y a sus compañeros. Las empresas por tanto, buscan siempre encajar lo mejor posible la cualificación, la capacidad y las aspiraciones de cada trabajador con un puesto concreto. El hecho de no encajar, como la mentira, tampoco es bueno ni en un sentido ni en el otro.

Por sectores, esta práctica se está empezando a extender en los profesionales administrativos, en la banca y los sectores financieros. Aunque se puede generalizar si siguen los actuales niveles de paro.

Y es que España es un país de extremos. Por un lado existe un alto grado de fracaso escolar y jóvenes sin ninguna formación. Por otro lado aparecen una multitud de jóvenes sobreformados, con más de un título universitario y sin ninguna experiencia laboral.

La Formación Profesional se encontraría así en la justa medida. El que posee un título de FP no necesita mentir en su currículum porqué tiene la formación apropiada para el puesto al que aspira. No es necesario estudiar un doctorado en física para trabajar de instalador electricista. Y mientras un físico, a menos que sea un genio como Stephen Hawking, tendrá serias dificultades para encontrar trabajo y acabará frustrado trabajando de profesor en un instituto, el que optó por estudiar FP trabajará de aquello que estudió. —Equipo de redacción

17 de Febrero de 2011